jueves, 12 de mayo de 2011

Oraciones literales y no literales

Lee con atención las siguientes historias, en alguna de ellas encontrarás una frase con sentido no literal. Descúbrela e interpreta su significado comparándola con la frase similar de la otra historia.

Ejercicio 1

QUIÉN ESTÁ DETRÁS DEL ENGAÑO…

En días pasados las autoridades atraparon a don Joaquín Bolívar, culpado por haber estafado a más de 50 personas al venderles el jarabe de la “eterna juventud”. Llamado Tonic, con el cual resultaron intoxicadas treinta personas. Lo curioso del asunto, es que la intoxicación se produjo porque el jugo estaba mezclado con el aluminio que se desprendía de partes de computador escondidas en las cajas del producto. Una gran banda de contrabandistas las puso allí para que no fueran detectadas por la aduana. Don Joaquín asegura que no conoce al dueño de los repuestos, quien pasó a su negocio y se los dejó con la promesa de una magnifica comisión. El abogado de don Joaquín ha presentado su defensa alegando que no siempre se sabe para quién se trabaja.

Ejercicio 2

QUÉ BURRADA…

Estaba el burro amarrado en un palo y llegó una garrapata a picarlo. El burro entonces le dijo:

¿Qué quieres hacerme? No te das cuenta que ya estoy viejo y carcomido por los años. Deberías más bien ir y picar a la vaca que está muy gorda y llenita de sangre.

Entonces la garrapata sin pensarlo dos veces se le trepó a la vaca y comenzó a chupar la sangre del animal, hasta quedar hinchada y satisfecha.

En ese momento llegó una garza, que nunca se posa en los burros sino sólo en las vacas, y escarbó con su pico y se comió la garrapata.

En fin, no siempre se sabe para quién se trabaja.

Leer el siguiente texto. Responder a continuación si la oración subrayada tiene un sentido literal o no.

Caver… Nicolás

Había una vez un niño llamado Nicolás que vivía en un viejo pueblo en Santander. Su infancia la pasó entre la casa y el colegio, pues era muy buen estudiante. Sin embargo, en sus vacaciones salía a la finca del abuelo que quedaba abajo en la cañada. Allí hacía grandes excursiones explorando la zona del río. Descubrió huecos en el suelo donde algunos animales hacían sus madrigueras. También descubrió cavernas formadas por arroyos subterráneos. Y sin más ayuda que la de su lámpara se dedicó a explorarlas sin miedo a quedarse atrapado o perdido en la oscuridad. Fue así como se ganó el apodo de cavernícola. Sus amigos decían: Nicolás conoce las cavernas como nadie, es todo un topo a la hora de meterse a oscuras en la tierra. Hoy en día Nicolás es el mejor guía de cavernas en la región.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada